María de los Angeles Santini mantuvo su negocio I Love Dogs durante nueve años en un lugar alquilado en la zona de Guaynabo. Durante esa época notó como el negocio de “Grooming” de mascotas, especialmente perros, experimentaba un aumento en ventas. Con el crecimiento del negocio, el espacio que tenía le limitaba para crecer, necesitando más espacio para acomodar perros y ofrecer nuevos servicios. María de los Angeles decide comprar una propiedad comercial amplia para expandir su negocio, y en el proceso el San Juan SBTDC le ayudó con la propuesta de financiamiento. Tras obtener un préstamo 504 de SBA estableció su nuevo local creando seis (6) nuevos empleos a tiempo completo.

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *