En medio del cuadro sombrío que rodea a Puerto Rico, la directora ejecutiva del Centro de Desarrollo de Pequeñas Empresas y Tecnología, Carmen Martí, atestiguó a CB en Español que muchos puertorriqueños optan por combatir la crisis con la frase “al mal tiempo, buena cara”.

Así lo ha constatado Martí durante sus 20 años como líder de la organización precursora del crecimiento e innovación de pequeñas empresas en la isla, al asegurar que la precaria situación actual no ha mermado el deseo de muchos emprendedores de crear sus propios negocios.

Carmen Martí, directora ejecutiva del Centro de Desarrollo de Pequeñas Empresas y Tecnología. (Felipe Torres/CB)

“Ya la economía como está no tiene muchas posibilidades, [así que] la gente tiene que montar sus negocios y dirigirse hacia lo mejor que saben hacer. Aquí hay mucho arte, mucho conocimiento, hay mucho profesional que, en lugar de ser empleado, puede ser dueño de su negocio”, compartió.

Desde 1997, el SBTDC se ha dedicado a ayudar –a través de consultoría libre de costo– a los emprendedores que buscan ser sus propios jefes. Para Martí, quien estudió Economía en Estados Unidos, el objetivo es lograr que los pequeños negocios puedan “nacer, crecer y evolucionar”.

Con esto en mente, el socio principal de la Administración Federal de Pequeños Negocios ha atendido a cerca de 40,000 interesados en expandir o crear un negocio durante su amplia carrera, crear y retener 43,412 empleos y aumentar las ventas de sus empresarios en $669 millones.

A través de sus años de labor en busca de impulsar la economía de la isla, el SBTDC ha sido ampliamente reconocido a nivel internacional. Entre sus más recientes distinciones se halla el Estudio de Impacto Económico por la Association of Small Business Development Centers.

El documento, publicado en el 2015, resalta que el programa impulsó la creación de sobre 153 nuevos negocios en Puerto Rico durante ese año. Entretanto, otros comerciantes entrevistados para el estudio afirmaron que la labor del Centro ayudó a generar y retener sobre 7,261 empleos.

Pero quizás el dato más relevante del estudio es que, entre los años 2010 y 2015, la SBTDC contribuyó sobre $1.2 mil millones al desarrollo económico de Puerto Rico. A esto, se unen $364 millones en ventas durante el 2015 y el acceso a cerca de $61 millones en capital federal.

“[Queremos] seguir ayudando al empresario local desde una perspectiva diferente. El mundo cambia, las condiciones cambian, Puerto Rico cambia. [Queremos] ayudarlo a ver, a lo mejor fomentar el uso de la tecnología para montar su negocio. Miramos hacia ese futuro”, apuntó.

Cumbre de aniversario
El Centro de Desarrollo de Pequeñas Empresas y Tecnología celebrará su vigésimo aniversario como pionero de los emprendedores con la celebración del “Think Big Business Summit”, cumbre diseñada para mostrar lo que los puertorriqueños pueden lograr “cuando se piensa en grande”.

“Puerto Rico ya pasó de esa primera etapa de crecer negocios pequeños, ahora tenemos que pensar en grande. Empezamos pequeños, porque hay que crecer y madurar, pero eventualmente tenemos que ser grandes. Todo depende del empresario y el amor que le tenga”, dijo Martí.

La primera cumbre de la organización se llevará a cabo en el Hotel Condado Plaza, mañana viernes, 18 de agosto a partir de las 8:00 de la mañana. La entrada al evento tendrá un costo de $85 por persona y contará con la participación de diversos conferenciantes y comerciantes.

 

Entradas recomendadas